¿Por qué son útiles las sillas ergonomicas?

By | 30 enero, 2014

Comprar una silla de oficina puede que no tenga demasiado misterio para ti, de hecho está comprobado que la mayoría de gente va compra la que mejor le venga según el estilo que prefiera y ya está.

Bueno para no mentir, el precio es el otro factor que tenemos en cuenta a la hora de comprar una silla de oficina.

Pero ¿estamos haciendo lo correcto? La verdad es que no. Tenemos en la cabeza que las sillas de oficina son un gasto más, pero en realidad lo que tendríamos que considerar es que las sillas de oficina representan una inversión, nada más lejos de un coste adicional.

Si quieres saber por qué es una inversión, sigue leyendo.

¿Por qué es una buena inversión?

sillas ergonomicasEstá demostrado que la gente que trabaja en oficina, más del 90% trabaja sentado. Sentados durante más de 7 horas al día, casi sin cambiar de postura. Es por tanto un riesgo a tener en cuenta para nuestra espalda, sobre todo si no se toman las medidas oportunas.

Las medidas que hay que tomar son en primer lugar la propia silla. La silla de oficina debe ser ergonómica en la medida de lo posible. Esto quiere decir que la silla ha de estar fabricada en función de las medidas de seguridad oportunas para proteger nuestra espalda.

Esto no se resume en que tengamos que tener una silla muy acochada o con un respaldar alto. Las características de las sillas ergonomicas son:

– Respaldar lo suficientemente amplio como para que repose la espalda cómodamente.

– El respaldar además tendrá que tener un acolchado especial, que no quiere decir que tenga que ser exagerado, es más las buenas sillas ergonómicas tienen un acolchado fino.

– El asiento, también será lo suficientemente amplio como para que nos sentemos cómodamente.

– La silla tiene que ser regulable en altura también en inclinación. No todos somos de la misma talla, por tanto es importante que podamos regular la silla para que estemos cómodos.

– En el caso en el que la silla sea más alta de lo que nos gustaría, utilizaremos reposa pies.

– Los reposabrazos también son importantes, ya que necesitamos que el peso del cuerpo no lo cargue nuestra espalda, los reposabrazos hacen esa función.

Y estos son fundamentalmente los factores más importantes para elegir las sillas de oficina.

En el caso de elegir una silla de baja calidad, permaneceremos al grupo de gente que al llegar a los 50 años se queje de dolores de espalda y problemas que cada vez más lleven a los afectados al quirófano.

Por eso, es mejor considerar las sillas de oficina como una inversión más que como un gasto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *