De rebajas

By | 22 marzo, 2013

El mes de Enero es el mes de las rebajas por excelencia, aunque para algunos más que el mes de las rebajas sea la cuesta de Enero. Suena mejor el mes de las rebajas, así que hablemos, pues de las rebajas.

Algunas superficies ya se intentan adelantar al período de rebajas que antes de forma estricta se establecía en el mes de Enero, sin embargo, ahora aprovechando la Navidad, algunas firmas creen que adelantando las rebajas consiguen un mayor volumen de venta, y la realidad, así lo confirma.

Enero, mes de rebajas

De rebajasEl resto de tiendas que prefiere esperar a Enero, sigue la filosofía que dice que la gente en Navidad compra sí o sí, así que por qué no aprovechar y mantener precios altos para ganar más.

Unos y otros al final ven incrementadas sus ventas en este período y al final todos ganan excepto el bolsillo de los que compramos.

Pero volvamos a las rebajas. Se establecen por lo general en el mes de Enero y se alargan en algunas ocasiones incluso hasta marzo. La idea es bien clara, vender y vender lo más posible.

En ciertos casos las rebajas son muy esperadas porque suponen una gran oportunidad para muchos de comprar productos de calidad a precios bajos.

La crisis para todos incluso en las rebajas                                                  

De rebajasAunque en los últimos años, es cierto que se aprecia una cierta irregularidad por llamarlo de alguna manera en algunas tiendas. Es como si las marcas pretendiesen deshacerse del excedente de stock de años atrás.

Este detalle hace incomodar al consumidor, y seguro abandonas la tienda en busca de mejores opciones.

Las rebajas no se producen en todos los artículos, se destacan las prendas de vestir como las estrellas de las rebajas. En muchas ocasiones merece mucho la pena esperar para comprar en las rebajas ya que algunos productos reducen sus precios incluso en un 70%.

Pero a partir de más o menos la tercera semana de rebajas, las tiendas como estrategia de ventas incluye espacios en la tienda con la llamada “Nueva Colección”. Aunque si de verdad vas de rebajas, pasas de la “Nueva Colección”, sin ni tan siquiera acercarte qué es lo que se llevará.

Estos años con la crisis que vivimos se ha reducido el gasto por persona en las rebajas de forma considerable y es que ahora intentamos estirar un poco más todo aquello que tengamos y evitamos las compras que no son del todo útiles. Otros ven las rebajas como el único momento para comprar y en la medida de lo posible adquieren artículos que saben que necesitarán en el futuro más próximo.

Si quieres, al final las rebajas son una buena excusa para salir a tomar un café con amigos y si merece la pena comprar algo, aunque sea ropa interior.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *