Hazte ya con tu plancha a vapor vertical

By | 7 enero, 2015

plancha a vapor verticalSeguramente te sientes identificado si te hablo de estrés diario, de no tener tiempo ni para sentarse a ver un programa decente de televisión…

 

Sobre todo si además de cuidar de ti tienes que hacerlo de una familia, y si tienes más de 2 hijos no hace falta ni que asientas con la cabeza, pues está claro que el tiempo libre escasea en tu vida.

 

Pero a pesar de ello, tenemos que vivir, y hacerlo con cierta dignidad, es decir tenemos que ir aseados, tenemos que estar bien vestidos con la ropa limpia y planchada, alimentarnos bien ….

 

Tenemos poco tiempo pero queremos ir impecables

Lo de la ropa es un tema delicado, cuando tienes niños en casa, hacer la colada es una tarea tan frecuente como quitar la mesa después de comer. Y si son pequeños aún más. Llega un momento en el que tienes una montaña (o más de una) para planchar y no tienes tiempo, el trabajo, los niños, la casa ….

Recientemente hemos descubierto la popularidad de la plancha a vapor vertical. Esta plancha es muy práctica y consigue que la ropa quede impecable en unas cuantas pasadas. De hecho tan sólo necesitas una en la mayoría de prendas.

A gente que dice que planchar le relaja, seguramente quien lo dice no tiene una agenda demasiado apretada, y ponerse delante de la tele con la plancha puede ser un entretenimiento más, además si lo haces en invierno incluso puedes estar más calentito.

Lo único que tienes que tener en cuenta a la hora de utilizar la plancha a vapor vertical es que tienes que rellenarla de agua hasta la indicación que recomiende el fabricante. El agua no tiene que ser destilada, sino agua normal. Es tan fácil de utilizar como rellenarla de agua y enchufarla, en una sola pasada eliminas las arrugas de tus prendas, incluso las más difíciles.

Además puedes disfrutar de las ventajas de la eliminación de olores de este tipo de planchas que son tan manejables que puedes llevártelas de viaje a dónde vayas.

 

Ahorra tiempo y dinero, facilítate la vida.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *