Tener una perfumería cerca de mí da la posibilidad de consultar toda clase de dudas acerca de las fragancias disponibles. Esta es una ventaja que no debe desaprovecharse, ya que muchas veces se cometen errores al elegirlas.

A propósito de lo anterior, uno de los errores más comunes al comprar un perfume, es seleccionarlo sin conocer los aspectos que influyen en la duración de su fragancia. Y es que, por lo general, se piensa que la originalidad o calidad de la misma es lo único que garantiza su eficacia, pero esto no es del todo cierto.

En efecto, la autenticidad de un perfume, es un indicador de la calidad de los materiales empleados en su fabricación. Si se les compara con fragancias de imitación, es notable la diferencia en cuanto a intensidad y duración del aroma en la piel.

Sin embargo, puede suceder que, al adquirir perfumes originales, estos pierdan su efecto rápidamente. Ello se debe, a que el comportamiento de estas fragancias depende de su compatibilidad con la piel. Y no solo eso, otros factores tales como la zona donde se apliquen, también influyen en la duración del aroma.

Variedad de perfumes

Consejos para prolongar el aroma del perfume

Un aspecto determinante en la duración de una fragancia en la piel, es conocer cuál es su tipo. Y es que, el hecho de que sean grasas o secas tiene mucho que ver con la intensidad del olor de un perfume.

Aplicado en una piel grasa, tiende a ser más intenso que al colocarlo en una tez seca. Por eso, se recomienda que en el primer caso se usen perfumes suaves, que posteriormente no resulten agresivos al olfato.

La solución opuesta, es la alternativa más idónea para las pieles secas. En este caso, deberán utilizarse fragancias fuertes, ya que de lo contrario no serán apreciadas con facilidad y se evaporarán más rápido.

Para lograr lo anterior, es indispensable saber qué tipo de piel tenemos. Esto puede deducirse sin necesidad de acudir al dermatólogo, basta detectar ciertos indicadores y poner en práctica sencillas pruebas como las que se explican en el siguiente vídeo:

TodoSobreTuPiel

Además de utilizar el perfume adecuado según el tipo de piel, es recomendable emplear otros trucos. Uno de ellos, es aplicarlo en el cepillo de cabello y luego peinarse con él. Igualmente, es muy útil fijarlo sobre prendas de algodón o lino, ya que conservan por mucho tiempo las fragancias. Y no se debe olvidar, que la parte interna de las muñecas y los codos, así como detrás del lóbulo de la oreja, son las zonas corporales más idóneas para rociarlo.

Aroma de perfume

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *