Estetica

Cómo está cambiando la industria de la belleza a través de la pandemia

Con la pandemia de COVID-19 afectando a todo el planeta, personas de todo el mundo han visto interrumpida significativamente su forma de vida. Este fenómeno extremadamente inquietante ha empujado a muchas industrias y marcas en diferentes direcciones, y la industria de la belleza no es una excepción.

Dado que el Reino Unido pasó gran parte de los últimos 12 meses bajo medidas de cierre relativamente estrictas, los salones y las boutiques se han enfrentado a cierres indefinidos que han puesto a prueba la estructura misma de la industria. Si bien los programas nacionales de vacunación ahora ofrecen un rayo de esperanza de que la pandemia pueda terminar en un futuro cercano, es poco probable que las cosas vuelvan a la normalidad y la industria de la belleza sin duda tendrá que adaptarse, como lo ha hecho innumerables veces antes.

Con estos pensamientos en mente, estas son algunas de las formas en que la industria de la belleza se ha adaptado a uno de los tiempos más difíciles que se recuerdan.

El jabón y el desinfectante roban el espectáculo

Comenzando con un verdadero estilo pandémico, el jabón y el desinfectante para manos realmente se robaron el espectáculo durante el último año. Con los organismos oficiales dejando en claro que el buen jabón tradicional es nuestra mejor arma contra el coronavirus, es fácil ver por qué tantas marcas se han propuesto como misión proporcionar barras y jabones líquidos de alta calidad que puedan disipar los gérmenes y mantenernos a todos. con un olor afrutado fresco para arrancar.

Con muchos proveedores de grado médico agotados, el año pasado las marcas de cosméticos aceptaron el desafío de proporcionar desinfectante de manos a base de alcohol para usar en tiendas, consultorios médicos e incluso en el hogar. .

En general, lo que hemos visto de la industria de la belleza es verdaderamente impresionante y muestra que nuestras marcas son cualquier cosa menos superficiales.

Los eventos en línea toman el control

La industria de la belleza es únicamente social, y la pandemia de COVID-19 no ha logrado sofocar ese espíritu de unión. Si bien las ceremonias de premiación y los eventos en vivo se pospusieron y cancelaron a raíz de la pandemia, muchas de esas mismas ocasiones se llevaron a cabo en línea, con personas que se unieron desde la comodidad de sus hogares y salas de estar.

A medida que avanzamos y aceleramos para salir de la pandemia, parece probable que el compromiso digital en nuestra industria haya llegado para quedarse.

Mayor demanda de productos más blandos

Un efecto interesante de la pandemia ha sido el aumento de la demanda de productos más blandos. A medida que nos lavamos las manos y las sometemos a un régimen más riguroso, aumentan las afecciones y reacciones de la piel.

Ahora que los dermatólogos informan un aumento en el eccema como resultado directo del mayor lavado de manos, ahora existe una mayor demanda de cosméticos suaves que no dañen la piel ya desgastada.

Con esto en mente, muchas de las mejores marcas se han tomado el tiempo para formular productos más complacientes y asegurarse de que los ingredientes sean suaves con la piel sin sacrificar nada de su eficacia o bondad habitual.

Con el distanciamiento social y los estándares de higiene elevados en el futuro previsible, no hay duda de que los productos blandos seguirán ocupando una parte considerable del mercado.

Hacia menos residuos

Con todos los pedidos en línea mucho más que antes, nos hace darnos cuenta de cuánto dinero solíamos gastar en belleza y bienestar. El simple hecho de reducir las compras o «ir de compras» solo alimentó nuestro síndrome de adicción a las compras, pero ahora muchos de nosotros hemos dominado los gastos excesivos. Esto llevó a muchos de nosotros a centrarnos en la sostenibilidad e invertir en unos pocos productos de calidad en lugar de cientos de productos «OK» más baratos. Se está prestando más atención al embalaje y al reciclaje, ya que las personas pasan más tiempo en casa y desean reducir las «cosas». Una excelente manera de hacer esto con los productos de belleza es usar botellas de plástico reciclables para sus productos. ¿Podemos comprar recargas? ¿Puede reducir la cantidad de plástico que compra rellenando una botella de plástico reciclable de un fabricante de botellas de plástico de calidad? Definitivamente vale la pena investigar.

El cuidado personal se roba el show

A medida que el mundo ha pasado a trabajar desde casa, la industria de la belleza ha seguido su ejemplo, proporcionando una línea completa de artículos de cuidado personal diseñados no solo para ayudarnos a lucir lo mejor posible, sino también a sentirlo.

Desde máscaras faciales y bombas de baño hasta productos para el cuidado de los pies y kits para el cuidado de las uñas en el hogar, está claro que los productos de bienestar han ocupado el primer lugar sobre los productos de maquillaje más tradicionales. . El público se ha interesado mucho en el cuidado personal durante la pandemia, y esta tendencia continuará a medida que pasemos más tiempo en nuestros propios negocios.

Sentirse bien es mejor vestirse para impresionar

La pandemia también ha visto desarrollarse otra tendencia clave en la industria de la salud y la belleza: sentirse bien consigo mismo, en lugar de simplemente tratar de impresionar a los demás. Con las tendencias de cuidado personal apareciendo en todas las redes sociales y menos lugares para pasar el rato e interactuar en persona, tiene sentido que las personas pasen más tiempo haciendo las cosas que las hacen felices, como maquillarse, vestirse y otras actividades de belleza.

Sacar lo mejor de una mala situación

La pandemia de COVID-19 ha traído desafíos sin precedentes para todos los segmentos de la sociedad, pero contra todo pronóstico, la industria de la belleza ha estado a la altura del desafío y ha brindado a muchos una salida muy necesaria. A pesar de esto, el apoyo financiero ha sido particularmente limitado para los comerciantes individuales y otros operadores en nuestro sector, dejando a muchos sin dinero y luchando por salir adelante.

A medida que la sociedad ahora contempla la vida después de COVID-19, vale la pena pensar en cómo su negocio de belleza puede pivotar para aprovechar al máximo la nueva normalidad. Ya sea para comprar equipos nuevos, gastar en marketing digital o incluso invertir en ajustes de distanciamiento social, un préstamo de £ 500 podría marcar la diferencia en sus finanzas y facilitar un poco la búsqueda de intercambios.

Mirando hacia el futuro, está claro que hay mucha demanda para la industria de la belleza: se trata solo de moverse con los tiempos y adaptarse a lo que la gente quiere.

Alisha Daddario

Hola, mi nombre es Alisha Daddario, Me encargare de traerte todo lo que se ve referente a la moda HOY, Tips que no querrás perderte y mucho mas. Es hora de que estés al día y a la moda y ese es precisamente mi trabajo. Espero disfrutes...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
error: Content is protected !!